Superar una infidelidad

Consejos

Para muchas parejas la infidelidad puede ser un obstáculo insalvable, al verse traicionada la confianza del otro implicando a una tercera persona en la relación. Superar un engaño y continuar con la pareja es una decisión muy complicada y requiere de mucho trabajo mental, así como la voluntad de ambos por conseguirlo.

¿Es posible superar una infidelidad?

Una infidelidad causa un efecto devastador en la pareja de inmediato. La persona engañada pierde la sensación de seguridad que tenía con su compañer@ y, en muchas ocasiones, toma la determinación de romper la relación para empezar una nueva vida separados.

Pero a veces existen razones de peso por las que nos planteamos perdonar una deslealtad como, por ejemplo, cuando hay hijos en común. Seguir adelante puede ser muy difícil y doloroso, siendo muy habitual que los sentimientos de rencor y tristeza acaben traduciéndose en reproches y celos, haciendo insostenible la convivencia.

Para poder superar este gran bache muchas veces es aconsejable acudir a terapia de pareja. Gracias a la orientación de un profesional es posible mejorar la comunicación, reconstruir la confianza y perdonar la infidelidad, consiguiendo además fortalecer la relación. Pero, ¿es posible olvidar?

Cuando la persona traicionada está dispuesta a perdonar debe comenzar desde cero, haciendo un borrón a ese capítulo en su historia de amor. Si no se logra pasar página, el suceso vuelve una y otra vez a la cabeza y hurgar en la herida sólo llevará a fuertes discusiones. Por lo tanto, para poder perdonar es totalmente necesario aprender a olvidar.

Trucos superar infidelidad

Claves para superar una infidelidad

No existe una guía estándar para afrontar una infidelidad. Poder superarla o no depende de la forma de ser de cada persona y de su capacidad emocional para hacer frente a situaciones traumáticas y dañinas como este tipo de traición. Si has reflexionado y quieres intentar pasar página, tienes que asumir que será una etapa dura, llevará su tiempo y tendrás que tener mucha paciencia. Toma nota sobre algunas claves que te ayudarán a vencer esta batalla:

  • Pregunta si lo necesitas. Para tomar la decisión de seguir o abandonar a tu pareja quizás quieras saber ciertos detalles del desliz: ¿durante cuánto tiempo sucedió? ¿es alguien del trabajo? ¿hay riesgo de embarazo? ¿sientes aún algo? No lances cuestiones pretendiendo que te compare con la otra persona, hablar de su físico o su soltura en la intimidad. Esta información sólo hará que te machaques más.
  • Nunca te culpes. La infidelidad daña la autoestima de la persona herida, preguntándose si ha sido lo suficientemente buena para el otro y si no supo satisfacer sus necesidades y expectativas. No, no asumas responsabilidades que no te corresponden sintiéndote culpable por lo sucedido.
  • Tiempo para pensar. No tomes decisiones precipitadas dejándote llevar por las emociones. Si es posible, pon algo de espacio entre vosotros y dedícate unos días para cuidarte. Vas a experimentar muchas sensaciones desagradables y miles de sentimientos encontrados. Has tenido un fuerte impacto y te has quedado en shock. Necesitas digerir lo acontecido. Grita, corre, golpea la pared…, no niegues ni ahogues lo que sientes. Escúchate a ti mism@ y piensa qué es lo que quieres tú: seguir o romper.
  • No hables con todo el mundo de lo ocurrido. Es lógico que necesites hablar del tema con alguien, pero no airees los trapos sucios de tu relación de modo indiscriminado. Si aún no tienes claro si continuar o no con tu pareja, todavía no es el momento de contárselo a tus hijos o tus padres. Si finalmente la relación continúa, evitarás que muchas personas tengan un mal concepto de tu compañer@.
  • No se lo recrimines. Si decides avanzar hacia adelante con tu pareja no le lances cuchillos envenenados cada vez que tengáis una disputa. Le has dado una segunda oportunidad partiendo desde cero y asumiendo ambos un compromiso: la persona infiel no volverá a cometer el mismo error y tú harás el esfuerzo de no mirar atrás. Tienes que volver a confiar en vosotros.

Recuerda que superar una infidelidad lleva su tiempo y no debes presionarte. Piensa ante todo en ti y en lo que tú quieres hacer. Si no puedes soportar el dolor y te es imposible volver a confiar en tu pareja vete y no mires atrás. ¡Mereces ser feliz!