Cómo conquistar una mujer

Consejos

Hay hombres que son auténticos Don Juanes y parecen tener una habilidad innata para conquistar a las mujeres. ¿Qué los hacen diferentes a ti? Poner en práctica unas técnicas de seducción bien estudiadas que les garantiza siempre el éxito.

Si hay una chica que te quita el sueño, sigue los pasos que te damos a continuación para poder conquistar a una mujer.

¿Qué debes hacer para conquistar a una mujer?


El arte de la seducción no viene en un manual de instrucciones y tampoco existen fórmulas mágicas, pero si sigues los consejos de este artículo será mucho más fácil que las féminas caigan a tus pies.

  • Muéstrate seguro y confiado. Está comprobado que los hombres que se muestran seguros de sí mismos resultan mucho más atractivos. Debes creer en tus capacidades y trabajar tu autoestima si la tienes algo mermada. Antes de amar a una chica debes quererte a ti mismo.
  • Estudia tus fortalezas y debilidades para conocerte mejor y, cuando te encuentres en frente de la mujer que pretendes conquistar, resalta tus mejores cualidades. La clave está en sentirte cómodo contigo mismo y desprender una actitud positiva sin llegar a pecar de narcisista.
  • Si salen a relucir algunos de tus defectos, disfrázalos con alguna broma y hazla reír. No hay nada más encantador para una chica que estar con un hombre que sabe cuándo añadir una pizca de humor.
  • Préstale atención. A todas las mujeres les gusta tener a una persona al lado que la sepa escuchar y manifieste verdadero interés en su conversación. Debes crear una conexión emocional para que ella pueda confiar en ti. Fija tu mirada mientras la escuchas, guarda el teléfono y, sobre todo, no analices de arriba abajo a cada una de las mujeres que pasen por tu lado.
  • Estudia su lenguaje corporal. Saber interpretar la comunicación no verbal te ayudará para recabar todas las señales que su cuerpo te pueda mandar y así poder corresponderlas. Con unas mejillas sonrosadas sabrás que la mujer que deseas enamorar se empieza a sentir atraída por ti y su sonrisa te dirá en silencio que se encuentra muy relajada a tu lado.
  • No te centres sólo en su cuerpo. La mayoría de las mujeres dedican un buen rato en arreglarse para una cita y suelen decantarse por un modelito que resalte sus mejores atributos. Lánzale algún halago al empezar la cita y cuando lo veas conveniente durante la velada. Decir algo bonito es una excelente forma de enamorar a una chica, pero no seas muy pesado y controla los piropos.

¿Cómo Gustar a una Chica?

Cómo Gustar a una chica

  • No babees sobre su escote o su trasero obviando todo lo demás. Aunque por lo general a las chicas les gusta sentirse guapas, no debes hacerle creer que sólo estás interesado por su físico. Si la haces sentir incómoda es muy probable que acabes arruinando la que podría ser una primera cita perfecta.
  • Cuida tu apariencia. Quizás no te consideres un hombre guapo según los cánones de belleza que nos han vendido, pero cada mujer es diferente y no todas comparten los mismos gustos. Más que un cuerpo bonito, lo que a una chica le atrae es que un hombre se preocupe por su aspecto.
  • Sé fiel a tu personalidad y no finjas ser otra persona para enamorarla. Se trata de mostrar que estás pendiente de tu cuidado personal, pero sin dejar de ser quién eres. El peinado, tu estilo al vestir, los zapatos o el olor de tu perfume son detalles en los que ella se fijara sin duda.No te muestres ansioso y hazte querer. Es un fallo que cometen muchos hombres cuando están conquistando a una mujer.
  • Te nacerá ser cariñoso y atento con ella, pero no estés todo el día detrás con mensajes, llamadas y propuestas de nuevas citas pareciendo un desesperado. Tienes que conseguir mantener vivo su interés sin ponerle todas las cartas sobre la mesa desde el primer día.

Está bien que te guste y se lo quieras demostrar, pero siempre es más beneficioso que ella crea que tiene que luchar por tu amor, aunque sea en apariencia. Por mucho que desees pasar todo el tiempo del mundo con ella en la fase de enamoramiento, sigues teniendo tu vida, tu independencia y tus propias metas. Respeta tu espacio y el de ella.